martes, 25 de octubre de 2011

El servicio universal de ADSL interpretado por un Juzgado de 1ª Instancia 1/3

Introducción
Que todos los ciudadanos españoles podamos tener una conexión ADSL en cualquier punto geográfico de España a un coste razonable, es algo loable.
El servicio universal por lo tanto no es criticable y las directrices políticas van encaminadas a conseguirlo desde hace años.
Basta con buscar en Google para encontrar interesantes artículos como:
Como se puede leer en el  apartado b del artículo 28 del  Real Decreto 726/2011:

b) Establecer comunicaciones de datos a velocidad suficiente para acceder de forma funcional a Internet. A estos efectos y en virtud de lo establecido en el artículo 52 de la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible, la conexión a la red deberá permitir comunicaciones de datos en banda ancha a una velocidad en sentido descendente de 1Mbit por segundo.
Dicho valor se refiere a la velocidad global de datos del enlace de usuario de acceso a la red, comprendiendo tanto la capacidad de transporte de datos neta que ofrece el enlace a cada usuario, como las taras de sincronización, control, operaciones, corrección de errores u otras funciones específicas del acceso. Para la tecnología ADSL esta velocidad global se corresponde con la de sincronización de los modems.
En relación con cada usuario el operador designado garantizará que la citada velocidad global de datos que debe proporcionar la conexión, promediada a lo largo de cualquier periodo de 24 horas, no sea inferior a un megabit por segundo.
Mediante Orden del Ministro de Industria, Turismo y Comercio se podrán establecer las definiciones y métodos de medida, de este parámetro relativo a la velocidad media ofrecida a cada usuario.
Con la publicación en el BOE, queda "garantizado por Ley" que a través de la red telefónica cableada deberíamos de tener como mínimo 1 Mbps, lo cual es ampliamente superado por la mayoría de las conexiones actuales. Otro tema aparte es cuando navegas por Internet con un acceso móvil donde los operadores te prometen conexiones 3G y sólo puedes usar GPRS.
Volviendo al servicio universal del ADSL cableado, existen otras leyes importantes, como por ejemplo, el Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo, por el que se aprueba la carta de derechos del usuario de los servicios de comunicaciones electrónicas.Si leemos el preámbulo del Real Decreto 899/2009, vemos que va encaminado a proteger a los usuarios frente a los ISP y a facilitar compensaciones a los daños que puedan provocar la interrupción del servicio.
El legislador no es ajeno al hecho de que muchos usuarios utilizan su conexión ADSL con una finalidad profesional, ya sea para teletrabajar o realizar una actividad profesional independiente, pero parece que la visión de los ISP es opuesta, y quizás el ADSL sólo sirve para el ocio y para poder facturar otros servicios que requieren esa conexión de alta velocidad como canales de televisión, video club, ...
En el texto de los reales decretos se hace referencia a otras leyes relacionadas, y podríamos seguir indicando leyes que serían de aplicación al tema, así que leyes no faltan. La unión de consumidores ha publicado el folleto:  Guía de derechosde los usuarios de telecomunicaciones.
Por si fuera poco, existe la llamada Entidad de Referencia que vela por nosotros en lo relativo a la portabilidad entre operadores.
Con todo este "arsenal jurídico e institucional" algo tan sencillo como pedir la portabilidad de una línea telefónica y el ADSL, puede terminar con el corte del servicio y la pérdida de todos los servicios asociados al ADSL, la pérdida del número telefónico y una sentencia de un Juzgado diciendo que todo ha sido por culpa del usuario.
En los siguientes artículos veremos los hechos y la sentencia judicial.